Followers

miércoles, 3 de agosto de 2011

Ojala que entre todos seamos capaces de que vuelvan a sonreír

¡Hola!

Si dejamos entres todos que mueran los sueños, los juegos, los sentimientos que nos ayudan a sobrevivir en qué tipo de sociedad vivimos. ¿Acaso es bueno colocarnos un parche en un ojo para no ver la realidad del indefenso? Ellos son el futuro, nosotros por muy poco podemos ayudar a que los sueños de miles de niños sigan luchando para que estos algún día también se conviertan en realidad.

Él no juega,
la mano de su madre es su único juguete,
mira con tristeza
tanta incertidumbre
que le desbordar
la imaginación.
Siente que algo perdió en el camino,
que algo dejo olvidado.

El juego dejo de existir,
él es pequeño para dejar de jugar
entre la multitud de almas,
se aferra a la tierra.


Entre tanta pobreza,
dolor y lagrimas,
él sueña con ser poeta,
jugar con las letras
y un día recitar al viento
que la ayuda sirvió de consuelo
cuando era pequeño
y la hombruna asolaba su pueblo.

Besitos de caramelo,
Tessa

Autoria Tessa Mas.

4 comentarios:

B. Miosi dijo...

Un poema triste, pero al mismo tiempo con algo de esperanza, Tessa. ¿Pero que puede hacer la humanidad para llegar a la raíz del problema? eso solo pueden hacerlo los propios gobiernos, y el de esas personas parecen dedicarse solo a ejercer el poder.

Anónimo dijo...

Comparto plenamente lo que has escrito en la poesia. Ojala no tuvieramos que leer noticias tan tristes nunca mas.

Saludos.

Cantares dijo...

Tessa, yo tengo la convicción que al mundo lo cambiamos entre todos, aunque nos lleve siglos y no veamos el resultado.
En lo personal me ocupo del hambre, no voy a dar detalles no es lo importante, creo que cada uno desde su lugar puede aportar algo
Besos

Vicsabelle dijo...

tu poema invita a la reflexion. Un grito que busca despertar los sentidos a esta realidad tan terrible.

Un gran beso