Followers

domingo, 16 de octubre de 2011

Ella

No fue consciente de que no volvería a verle de vuelta subido en su moto como todos los días a las siete de la tarde, hasta que una mano fría toco su cabeza, supo desde antes de que pudieran llegar las palabras a su oído que él estaba en alguna parte del edificio en cuerpo presente, presagiaba que la llamada al móvil no habían sido buenas noticias, la cara de su padre al responder al mismo la lleno de miedo, salió de la casa con lo puesto, detuvo un taxi murmuró un nombre entro arrastrando los pies por el largo pasillo bajo la luz de los fluorescentes, se detuvo en un pequeño mostrador y espero… Su cuerpo empequeñecía en la silla de plástico blanca, cuando la mano se aparto de la frente todo oscureció volvió a ser consciente de que le esperaba un largo camino hasta donde él la estaba esperando. No fue consciente de que no volvería a verle de vuelta subido en su moto como todos los días a las siete de la tarde, hasta que una mano fría toco su cabeza, supo desde antes de que pudieran llegar las palabras a su oído que él estaba en alguna parte del edificio en cuerpo presente, presagiaba que la llamada al móvil no habían sido buenas noticias, la cara de su padre al responder al mismo la lleno de miedo, salió de la casa con lo puesto, detuvo un taxi murmuró un nombre entro arrastrando los pies por el largo pasillo bajo la luz de los fluorescentes, se detuvo en un pequeño mostrador y espero… Su cuerpo empequeñecía en la silla de plástico blanca, cuando la mano se aparto de la frente todo oscureció volvió a ser consciente de que le esperaba un largo camino hasta donde él la estaba esperando.

Besitos de caramelo
Tessa

8 comentarios:

Gladys dijo...

Que bonito y triste relato a la ves buen trabajo.
Abrazos y besos del alma, que tengas una linda semana.

B. Miosi dijo...

Un relato que se entreteje como una filigrana de seda, Tessa, estás incursionando en el género de misterio, y se te da muy bien.

Besos!
Blanca

Eliane dijo...

Que triste! Pero muy bien escrito!
Besotes

Rayén dijo...

En cualquier minuto las cosas cambian drasticamente: lo que pudo ser ya no será más.

Te dejo todo mi cariño.Un abrazo.

Pasa por mi rinconcito Quiero compartir el Premio Corazón contigo.

Tessa dijo...

Gracias Gladys:
Es triste no volver a ver a alguien a quien amas

Besitos de caramelo
Tessa

Tessa dijo...

Gracias Blanca, tus palabras me animan seguir escribiendo.

Besitos de caramelo
Tessa

Tessa dijo...

Gracias Eliane. Viniendo de ti es todo un cumplido.

Besitos de caramelo
Tessa

Tessa dijo...

Hola Rayen:
El destino nos puede cambiar la vida en un instante.

Gracias por tus regalos los recojo con mucho cariño.

Besitos de caramelo