Followers

lunes, 9 de enero de 2012

Para ser novelista de John Gardner

Después de más de veinte años de dar conferencias, lecturas y visitar talleres de escritura creativas. John Gardner publica el libro “Para ser novelista” En él encontrareis consejos, pautas para escribir una novela.

Un buen comienzo seria escribir una extensión no mayor de quince paginas, donde la fluidez, la sensación de que los acontecimientos discurren en determinada dirección, de que fluyen hacia adelante. El lector común exige una razón para seguir pasando páginas, hay dos cosas que pueden hacer que el lector siga adelante; argumento e historia (y ambas están presentes, poco o mucho, en la buena ficción). Si el argumento simplemente es lo mismo todo el rato, sin ir a, b, o si la historia no avanza en una dirección clara, el lector pierde interés.
Crear y trabajar con ejercicios propios. Por ejemplo:
—Escribir un paisaje de dos o tres páginas de buena prosa (es decir, que se lea con facilidad) con frases cortas.
—Describe un breve incidente en cincos estilos completamente diferentes; por ejemplo, un hombre tropieza al apearse del autobús y al levantar la vista ve a una mujer sonriendo.
1º Los malos días se habían instalado en la vida de Matías, el viaje en autobús le recordaba el tiempo que contenía el aliento durante la brevedad que este se detenía en un semáforo se hacía interminable, el viaje hacia su casa. Cabizbajo se levanto del asiento con el diario bajo el brazo, abstraído en sus pensamientos no reparo en el último peldaño y tropezó, algo molesto levanto la vista del suelo y agradeció la dulce sonrisa de una mujer que observaba como Matías recobraba su compostura.


¿Os animáis a escribir el segundo relato?
Una idea excelente para ir mejorando el dialogo, es copiar frases del diccionario, memorízalas y repetirlas en voz alta. Poner mucha atención a la hora de leer, subrayar o marcar aquellas palabras y frases que le molesten por su trivialidad, su altisonancia, su sentimentalismo cualquier cosa que apartaría al lector inteligente y sensible del sueño vivido y continuo.
Si el escritor prometedor sigue escribiendo —escribe día tras día, mes tras mes—y lee muy atentamente, empezara a “cogerle el truco”

Besitos de caramelo,
Tessa

2 comentarios:

MIMIL dijo...

Creo que escribir es mas difícil de lo que yo pensaba... Tienes que transmitir muchas cosas al lector para que te lea... Yo os leo y lo veo todo tan limpio... Tan preparado... Tan bonito y yo? Soy una cotorra que habla habla y habla jijiji... Tal vez ese sea un poco mi encanto... La espontaneidad ... Ainssss interesante tu entrada... Muackkkkk

Fernando Pérez Valdez dijo...

Como escritor de novelas, me he dado cuenta de que primero se requiere ser actor: construir los personajes, darles personalidad, hacerlos actuar y hacerlos hablar. Por último, hay que plasmar todo ello en un libro. Sólo de esa forma será una novela creíble.

Al principio empecé estudiando gramática y redacción. Al final terminé estudiando actuación. Las técnicas que utilizan los actores, son las mismas que utilizo en mis libros.

Saludos.